Hay que experimentar con diferentes dosis e intervalos de tiempo. Yo empecé con 50 mg (adecuado para estimular mi organismo, creo) pero con el tiempo he descubierto que lo ideal para mí es una dosis de 25 mg unos 90 minutos antes del encuentro sexual. Las dosis más pequeñas significan menos congestión nasal y más sensibilidad durante el coito. Pero la dosis de 25 mg todavía me mantiene duro como una piedra y capaz de contener el orgasmo prácticamente hasta cuando quiero.

 

No Comments »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment